Como cuidar tu toldo en invierno

Esta entrada también está disponible en: enInglés

Winter is here! Y con él, la llegada del mal tiempo (aunque en la Costa Blanca no nos podemos quejar). Desde Toldos Guardamar, a demanda de muchos de vosotros, les vamos a dar algunos consejos para que su toldo luzca perfecto.
En invierno, aunque no estemos usando los toldos con la misma frecuencia que en verano, los toldos pueden sufrir debido a las inclemencias relacionadas con esta estación del año.

Tanto la lluvia, como el frío, el granizo o el agua. Tenerlo en cuanta y seguir nuestras indicaciones, hará que la vida útil de su toldo sea mayor.

TRES CONSEJOS PARA CUIDAR SU TOLDO EN INVIERNO:

Incluso, el agua acumulada puede causar óxido en algunas partes de la estructura del toldo y si no nos damos cuenta hasta que llega el verano, es posible que el problema no tenga una solución fácil. Lo ideal en todos los casos es llevar un minucioso mantenimiento del toldo durante todo el invierno.

1. NO DEJE EXTENDIDO EL TOLDO

El principal consejo es que no deje durante esta estación el toldo extendido si vas a estar fuera de casa por varias horas o días. El tiempo puede cambiar, se puede levantar una gran ventisca, llover o granizar, y estas inclemencias pueden llegar a romper o rasgar la tela o dañar los herrajes del toldo.

2. MANTEN LOS HERRAJES SECOS
Los herrajes son los metales que sostienen la lona. Son un elemento clave en cada toldo. Y aunque trabajamos con materiales de excelente calidad, si lo cuidamos durarán más. Con la llegada del mal tiempo (lluvias, viento, granizo…), es muy importante mantenerlos en buen estado y, con el fin de prevenir su oxidación, le recomendamos mantenerlos secos.

3. SECA EL AGUA ACUMULADA
Aunque los toldos tienen una capa impermeabilizante por la que resbala el agua, en caso de estancamiento puede llegar a calar, afectando al toldo.
Si por la razón que sea ha dejado extendido su toldo durante una tormenta, debe eliminar toda el agua que se haya acumulado para prevenir la formación de bolsas.

Si dejas que el toldo se seque antes de cerrarlo, evitaras que se produzca moho o malos olores al enrollarlo.

No obstante, desde Toldos Guardamar, queremos hacer un llamamiento a todos nuestros clientes para que comprueben, después de que pase el invierno, que la estructura de sus toldos sigue estando en perfectas condiciones. Y es que la nieve, la lluvia, el frío, etc., pueden hacer que las estructuras se deterioren.

Es muy importante que compruebe todos los elementos del toldo: herrajes, lona, motor, etc. Pero si lo prefiere puede contar con nuestros especialistas que podrán acercarse a su hogar y certificar que su toldo se encuentra en perfectas condiciones para continuar disfrutando de su sombra otro año más.

En Toldos Guardamar estamos a su entera disposición para cualquier tipo de consulta, revisión o reparaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies