TOLDOS: SUS PRINCIPALES ENEMIGOS

¿QUÉ HACER EN CASO DE LLUVIA O TORMENTA CON TU TOLDO?
7 octubre, 2020
lavado-manos
Por un acto saludable y vital que debe quedarse grabado a fuego entre nuestros hábitos diarios.
15 octubre, 2020
Mostrar todo

Como viene siendo habitual en nuestro blog especializado en la instalación y mantenimiento de toldos, hoy queremos presentarle cuáles son los principales enemigos de los toldos y cómo debe hacerle frente.

En Toldos Guardamar solo ofrecemos la mejor calidad y nuestros toldos tienen que estar siempre en las mejores condiciones para que puedan realizar sus funciones a la perfección. Para ello, y como les venimos comentando a lo largo de estos años, es muy importante cuidarlos correctamente. Puedes informarte en uno de nuestros anteriores artículos: Consejos para limpiar un toldo y dejarlo como nuevo

Sin embargo, también hay que protegerlo de algunos peligros que a continuación le exponemos:

LOS ENEMIGOS A LOS QUE SE ENFRENTAN LOS TOLDOS DURANTE EL AÑO

El Viento:

El viento es uno de los principales enemigos del toldo y motivo de la rotura de un toldo. 

El viento puede hacer que tanto los herrajes, como la tela se fracturen provocando importantes desperfectos. Los vientos muy fuertes pueden hacer que la tela se rasgue y, en caso de vendaval, la lona puede actuar como una vela y romper, incluso, sus anclajes a la pared. 

La solución: Como os hemos hablado en anteriores posts, el recogido de los toldos es de vital importancia para protegerlo del viento. Ya tengas toldos motorizados, como manuales, recoger el toldo en épocas de viento es muy importante.

Lluvia: El otro elemento meteorológico que genera más roturas de toldos a lo largo del año es la lluvia. Además, el agua puede quedar estancada haciendo que los herrajes se doblen debido al peso del agua.

La solución: En épocas de tormentas hay que tener cuidado con tener el toldo extendido, pues las gotas que caen con fuerza del cielo pueden llegar a partir la tela de nuestro toldo. Asegúrate de recoger el toldo cuando comience a llover y listo.

Granizo: Se trata de piedras de hielo cayendo a gran velocidad de las alturas, por lo que puede llegar a partir la tela e incluso los herrajes.

La solución: Si ves que empieza a granizar, no dudes ni un segundo en replegar el toldo.

EL MOHO: El Moho es difícil o imposible de limpiar debido a que penetra en cada fibra que compone el tejido de la lona, lo cual acaba por deterior el mismo.

La solución: Cuando ha caído lluvia y no habíamos replegado el toldo, nuestra inercia nos puede hacer ir corriendo a replegarlo, pero es un error. Si la lluvia ya ha pasado, lo mejor es dejarlo extendido para que se seque, pues si lo envolvemos, estaremos contribuyendo a que se genere moho debido a la humedad.

Para más información o recomendaciones, puede ponerse en contacto con el equipo técnico de Toldos Guardamar, sin compromiso. Atenderemos su consulta y le prepararemos un presupuesto de instalación de toldo adaptado a sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies