Recicla en la playa: cada residuo a su contenedor

Esta entrada también está disponible en: enInglés

La playa es uno de los lugares a los que más se suele acudir con la llegada del buen tiempo para disfrutar de un buen chapuzón, de la compañía de la familia, pareja o amigos, llevar a los niños a que jueguen, tomar el sol, etc.

Cuando vamos a la playa es muy común beber algún refresco o cerveza, tomarse un helado o comer, por ejemplo. ¿Se imagina que todo el mundo que va a la playa tirase sus restos y no los recogiese? Tanto la limpieza como el reciclaje son indispensables, algo que apoyamos desde Toldos Guardamar, siempre apostando por estos aspectos.

La importancia de reciclar y dejar limpia la playa

Nadie prohíbe que podamos comer o beber algo en la playa, pero es de sentido común recogerlo todo cuando hayamos acabado. Por eso, es aconsejable siempre llevar una bolsa vacía, para recoger todos los residuos que hayamos generado y, posteriormente, reciclarlos.

En prácticamente todas las playas encontraremos contenedores para reciclar y, lo cierto, es que no cuesta nada de trabajo respetar el medio ambiente y depositar en cada contenedor los residuos

Aunque se debería conocer, cada contenedor tiene su propio color y su finalidad. Por eso, vamos a recordárselo, para que puedan reciclar cuando estén en la playa. Por ejemplo, el contenedor verde es aquel que está diseñado para el vidrio. En estos contenedores hay que tirar botellas, nunca cristales rotos, gafas, bombillas, etc.

El contenedor amarillo, es aquel donde desechar los envases comercializados dentro del mercado nacional y que estén identificados con el conocido símbolo del punto verde. En este caso hay que diferenciar dos categorías: objetos de metal como latas de cerveza o refresco, recipientes de aluminio, chapas, latas de conserva, etc. Asimismo, también se pueden tirar objetos de plástico como bolsas, envases de productos lácteos, tapones u botellas de plástico, etc.

El contenedor azul es para depositar papel y cartón como revistas o periódicos, tarrinas de alimentos como de helados, blisters comerciales, etc.

Por último, también está el contenedor gris (aunque en algunos casos es verde oscuro) y donde hay que tirar papel higiénico, compresas, tampones, pañales, restos de alimentos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies